miércoles, 23 de febrero de 2011

Promueven ley de industria cinematográfica

NOTICIA DE
DIARIO DE CENTRO AMERICA


RODOLFO ARÉVALO I DCA I

EL TEXTO FINAL DE LA PROPUESTA YA CUENTA CON CONSENSOS ENTRE DIFERENTES SECTORES DE LA SOCIEDAD. LA INICIATIVA CONTEMPLA LA ASIGNACIÓN DEL 0.025% DEL PRESUPUESTO GENERAL DE LA NACIÓN PARA FOMENTAR Y FORTALECER ESTA INDUSTRIA EN EL PAÍS. EL TEMA SERÁ ABORDADO HOY EN EL PROGRAMA DESPACHO PRESIDENCIAL.
La reciente puesta en cartelera de un documental que recoge la historia del rock nacional, así como el estreno este viernes del largometraje Puro mula, son apenas una muestra del desarrollo que ha tenido la industria guatemalteca del cine.
A esto se suma la designación de Rafael Rosal como director de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, Cuba, luego de que se graduara como editor cinematográfico con la segunda promoción de dicho centro de especialización. Sin embargo, en el país no existe una ley destinada a fomentar esta actividad, que día a día cuenta con más adeptos y que solo el año pasado registró una producción de 14 obras, entre películas y documentales.

“Ya se logró alcanzar el texto final de la propuesta de ley. Su importancia radica en engarzar al movimiento de la sociedad civil, que evidentemente está fuerte y en crecimiento, con el Estado de Guatemala, como se hace en todos los países del mundo”, afirmó Rosal.

Es más, sostuvo que todas las cinematografías están subsidiadas por los Estados porque hay una conciencia de que el cine no es solamente un tema de entretenimiento, “sino un aspecto de la soberanía e identidad nacional”.

“La existencia de un fondo propio significará el aumento no solo en cantidad, sino en calidad de las producciones cinematográficas, porque habrá recursos reales para poder hacer lo que ahora estamos haciendo con las uñas”, destacó el cineasta guatemalteco, quien asumirá como director de la Escuela Internacional de Cine y Televisión a partir de septiembre.

Largo recorrido

Y es que, aunque la cinematografía guatemalteca tiene alrededor de 114 años de existencia, no fue sino hasta 2006 cuando se logró alcanzar consensos para impulsar una normativa que promoviera esta industria, la cual estuvo sujeta a cambios en los años siguientes.

Es más, de acuerdo con directivos de la Asociación Guatemalteca del Audiovisual y Cinematografía (Agacine), desde que se filmó la primera película en el país se han registrado unas 333 producciones, más del 50% de ellas solo durante la última década.

Sin embargo, por una u otra razón, hasta el momento no se ha logrado que la aprobación de esta ley avance en el Congreso. El ponente de la iniciativa original es el actual presidente de la Comisión de Economía del Congreso, Mariano Rayo.

“El poder crear la ley del cine es dejar el empirismo y profesionalizarnos, pues en ella también se contempla la creación de un instituto. Es una propuesta de ley muy benigna, pues no estamos proponiendo impuestos, sino que planteamos la asignación del 0.025% del presupuesto nacional”, agregó Rosal.

Sin embargo, pese a que el 14 de diciembre de 2009 recibió dictamen favorable por la Comisión de Economía del Congreso, ahora depende de la voluntad de la Instancia de Jefes de Bloque para que pueda conocerse en primer debate en el pleno del Parlamento.

Rosal explicó que para hoy está invitado al programa Despacho Presidencial, conducido por el presidente Álvaro Colom, con quien abordará este tema esperanzado en que el mandatario pueda influir para agilizar la aprobación de la normativa.

CONSOLIDACIÓN DEL MOVIMIENTO

La designación la semana pasada del cineasta guatemalteco Rafael Rosal como director de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de Santiago de los Baños, Cuba, supone la consolidación del movimiento cinematográfico no solo de Guatemala, sino de Centro América. “En estos momentos ya nadie puede negar que existe (el movimiento)”, aseguró.

Rosal explicó que hace cuatro años se mencionó la posibilidad de su candidatura al cargo, pero consideró que los proyectos de Casa Comal todavía requerían de su presencia para consolidarlos y dejarlos de manera que ya pudieran caminar con la gente que han formando a lo largo de varios años.

“Creo que la vida te va colocando en donde es uno más útil, en donde hay posibilidades de crecimiento, de crear vasos comunicantes entre muchas instituciones en las que afortunadamente participo y he participado”, subrayó.

Rosal es egresado de la segunda promoción de dicho centro de estudios. Luego se dedicó a fomentar su difusión por toda Centro América.






LA RUTA DEL MOJADO


Es una obra artística audiovisual que impacta. Es una película documental realizada por surfeadores y cinematógrafos guatemaltecos que descubre, a través de un viaje, las playas y cultura surfera nacional.
Trata de un grupo heterogéneo de surfeadores que recorren las playas desde el límite con México hasta la frontera con El Salvador y por último se encaminan a surfear los oleajes producidos por un huracán en el mar Caribe. El rodaje llevó más de un año y captura en video HD (Alta Definición, en español) de tomas de oleajes de categoría cinco estrellas nunca antes capturadas en Guatemala, surfeadores de todos los niveles, edades y géneros, playas pobladas y desoladas, etc. Una pequeña muestra de la cultura surfera nacional.
Según los realizadores, es la primera evidencia real que el surf es un deporte capaz de ser practicado en todas las playas de Guatemala. La difusión extensa de esta película generará el interés de las personas para interesarlas en este deporte, lo que implicaría generar beneficios como mejorar la calidad de vida de las personas, aumentar la competitividad y nivel deportivo, así como incrementar el turismo local e internacional.


TOQUE DE QUEDA


En Guate­mala, la violencia se ha convertido en un virus. Nos tratamos de proteger, de esconder, de guarecer de la enfermedad, pero cada vez es más difícil. Los vecinos de Villas de la Esperanza, acechados por la eventual invasión de contagiados de violencia, deciden tomar las armas y defender sus hogares con sus vidas. Pero, aunque nos atrincheremos tratando de protegernos, la violencia nos toca a todos.

Es una obra que busca alimentar la escena artística nacional, escrita por Figueroa y dirigida por Elías Jiménez, cuyo rodaje empezó en una colonia de Villa Nueva. La película trata de zombis, pero no se refiere el término zombi comúnmente aceptado. Figueroa lo explica así: “La palabra zombi se maneja en el tema de los infectados, es decir, de cómo la violencia en la que vivimos nos cambia, nos infecta, nos contagia”.
El chico que es testigo de la violencia cambia, el chico que asaltan,  el hombre que viola a una mujer, la mujer que fue violada, el que pega un tiro en una esquina y nadie sabe nada y se sale con la suya, todos ellos cambian.

Es una película que tiene partes muy graciosas y que tiene partes muy “gruesas”, según detallan artistas y productores.


PURO MULA


Joel Fonseca nunca ha sido la persona más responsable de su barrio. A sus 28 años todavía vive con su padre y su única motivación para despertarse en la mañana es tocar guitarra y beber cerveza.
Pero este día su ajetreada rutina será interrumpida cuando su hermana mayor le pida que cuide a su hijo. No muy entusiasmado al respecto, Joel acepta la tarea, pero las cosas se le complican cuando el niño desaparece de la casa sin dejar rastro. Entonces se ve forzado a emprender una intensa búsqueda por el barrio que lo vio crecer.

En su recorrido se encontrará con viejos amigos, enemigos, exnovias, policías y criminales, que de alguna manera forman parte de su pasado. Poco a poco, estos encuentros le harán caer en cuenta de que sigue siendo el mismo holgazán irresponsable que era hace 10 años.

Sin embargo, hoy la responsabilidad se materializa en un niño de seis años que tendrá que encontrar antes de que su familia se dé cuenta de que lo ha perdido.

La película fue ganadora del premio Primera Copia Latinoamericana en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, La Habana, Cuba 2009.

De hecho, el 3 de diciembre pasado, Diario de Centro América publicó una crítica en torno a esta producción, cuyo rodaje se hizo en termino de 27 días, pero el filme no pudo concluirse debido a los elevados costos de posproducción, proceso que se completó hasta que obtuvieron el premio internacional.


Fuente: http://www.dca.gob.gt/

0 comentarios:

Publicar un comentario