miércoles, 9 de marzo de 2011

Alejo Crisóstomo y “El nuevo cine guatemalteco”

Alejo Crisóstomo director de cine guatemalteco nos cuenta un poco de su trayectoria y de la experiencia que ha vivido detrás del mundo de la pantalla grande.

 Fotografía por: Manuel Morillo 



-¿Dónde has estudiado cine?

Mi aprendizaje ha sido bastante empírico. Empecé trabajando en algunos cortometrajes de la Escuela de Cine de Chile y cursé un semestre ahí, pero no pude continuar por falta de recursos. Más adelante quedé seleccionado para asistir a la EICTV en Cuba y a pesar de que guardaron mi cupo dos años seguidos, no pude ir por la llegada de mi hijo Santiago. Así que he aprendido haciendo, tomando diversos talleres de guión, producción y realización de ficción y documental y lo que he podido aprender de profesionales en las diversas charlas del Talent Campus de Berlín, el Visionary Campus de Guadalajara y el Ibertalent de Valencia.

-Cuéntanos un poco de tu trayectoria en el cine nacional.

Regresé a Guatemala para presentar en el Festival Ícaro de Cine y Video en Centroamérica dos trabajos experimentales: ‘Urbano’ y ‘Florecer’. Conocí a los compañeros de Casa Comal, que tenían las ganas de abrir brecha en el cine guatemalteco, así que decidí quedarme y aprender de ese proceso. Colaboré en la preproducción de ‘La casa de enfrente’ y trabajé de continuista y editor de ‘Donde acaban los caminos’. Luego estuve algunos años trabajando en la Fundación Mario Monteforte Toledo donde dirigí los documentales de la vida y obra de Mario Monteforte y de Marco Augusto Quiroa. Después de eso fundé Ceibita Films en 2006 y empecé a realizar mis propios proyectos. Empecé con el corto de ficción ‘Blanca’ luego el corto documental ‘Qak’aslemal (nuestra existencia)’ con apoyo del Fondo de Fomento al Audiovisual de Centroamérica y el Caribe (Cinergia) y luego la primera serie animada de Centro América ‘Las Aventuras de Junajpu’ y Luna’ con apoyo de Fundación Soros Guatemala, la Real Embajada de Noruega en Guatemala y Cinergia. Paralelo a la producción de la serie, arranqué con el desarrollo de proyecto de mi primer largometraje ‘Fe’ que filmamos hace un año con apoyo de Cinergia, el Festival de Cine de Göteborg, el CNC de Francia e Ibermedia. Hoy está en preproducción.

-¿Cómo te sientes y cuál es tu experiencia de hacer cine en Guatemala?

Lo más lindo de la experiencia es ser parte de la primera generación de este ‘nuevo cine guatemalteco’, que nace precisamente entre 2001 y 2003 con las producciones de ‘Lo que soñó Sebastián’, ‘La casa de enfrente’ y ‘Donde acaban los caminos’. También ha sido maravilloso poder dar clases en la Escuela de Cine y Televisión de Casa Comal, tanto en el curso regular, como en el Taller Centroamericano y el que se está haciendo en este momento en Quetzaltenango, y por otro lado, en los talleres que hemos organizado desde Ceibita Films con Movimiento Ati en Panajachel, Quetzaltenango y Totonicapán. Con eso me siento satisfecho de concretizar el sueño que compartimos con Elías Jiménez y Rafael Rosal de Casa Comal y por el cual decidí quedarme en Guatemala en 2001.


-¿Qué opinas sobre la ley de cine que hace varios años AGACINE (Asociación Guatemalteca del Audiovisual y la Cinematografía) ha presentado al Congreso de la República y que aún no le han dado su aprobación?

La ley es necesaria, pero como el cine y la cultura no son prioridad en la agenda del Estado, se ha quedado engavetada por años. Con o sin ley debemos y seguimos haciendo, pero la creación del Instituto de Cine y la creación de un fondo de fomento nacional (que son los dos ejes principales de la ley) son necesarios para que lo que ahora es iniciativa de pocos, se convierta en una industria cultural sólida y necesaria.


-Cuéntanos un poco sobre tu opera primera "Fe", próxima a estrenarse en las salas de cine guatemaltecas.

‘Fe’ es la historia de un pastor evangélico que entra en conflicto con su vocación. Un pastor de una iglesia de clase acomodada, que atiende a su congregación con mucha dedicación, sin embargo sabe que puede hacer más. Con eso en mente, lo invitan a predicar a la cárcel de Ciudad de Guatemala donde conoce a Beto, un joven pescador acusado de matar a una niña de trece años. El Pastor cree en su inocencia y ve en él una misión. En esa búsqueda pone en riesgo a su familia lo que lo hace cuestionar su fe.

La película es una coproducción entre Guatemala y Chile, producida por Ceibita Films, Casa Comal y Jirafa. Se rodó exactamente hace un año en la aldea 'La Pintada' de Río Dulce y varias locaciones en Ciudad de Guatemala, entre ellas el edificio Atrium y la cárcel de Pavoncito. No tenemos fecha de estreno todavía y aun quedan detalles de posproducción, pero esperamos estrenar a fin de año o a principios de 2012.


-¿Hay más producciones de tu autoría que veremos en la pantalla grande?

Estamos esperando noticias sobre el pago que le corresponde hacer el Gobierno de Guatemala a Ibermedia. El año pasado ganamos desarrollo de proyecto para el segundo largometraje de Ceibita Films ‘Ascenso’, pero este premio no se hará efectivo hasta que el gobierno pague. En todo caso, eso no puede frenar el sueño de seguir haciendo así que con seguridad habrá ‘Ascenso’ y varias otras producciones. Acabamos de asociarnos además, con la productora chilena Santiago Films, así que vienen en camino otras coproducciones con el cono sur.

En el rodaje de "Fe"

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres suscribirte?