miércoles, 15 de mayo de 2013

Películas guatemaltecas en Chicago Latino Film Festival 2013



Por Carlos Luxo
Chicago (USA)
Del 11 al 25 de abril del 2013, se dió la 29 edición del Chicago Latino Film Festival; el cual acogió a más de 40,000 espectadores y proyectó más de 100 películas provenientes de casi toda Latinoamérica, Estados Unidos, España y Portugal.

Guatemala no ha sido la excepción en este gran evento, se proyectaron 3 películas representando a nuestro país.




“Polvo”, la película más destacada, fue dirigida por Julio Hernández, en co-producción con Alemania, España y Chile.

Es acerca de Ignacio y su novia embarazada, Alejandra, quienes realizan un documental acerca de la vida de las familias de Comalapa en la posguerra. Es allí donde se enfocan en la vida de un hijo y una madre: Juan, el hijo y protagonista, que tiene que soportar vivir en el mismo pueblo con la persona responsable de la desaparición de su padre en los conflictos armados del año 1982; y Delfina, la madre, quien no ha perdido la esperanza de encontrar el paradero de su esposo desaparecido.

“Polvo” es un contraste entre escenas sencillas de grandes silencios, escenas sarcásticas y escenas fuertes de venganza, donde la crítica social, religiosa y cultural se hace presente de una manera muy sutil. Las locaciones simplistas y realistas, muy peculiares de los pueblos del interior del país, hacen que la película sea gratificante.

Además, Juan, es un personaje muy bien estructurado, que logra persuadir al público con acciones sencillas y excéntricas de venganza, demostrando sus problemas existenciales a causa de la desaparición de su padre.
Agustín Ortiz Pérez, quien hace el rol de Juan en la película, asistió al festival y nos cuenta que es una historia con la que se identifica, ya que en una muy buena parte de la misma,está basada en su vida personal y familiar.

Este fue el debut de Agustín como actor, y en su vida normal él es un apasionado periodista guatemalteco, que entre tantas cosas, se dedica a investigar y apoyar a la justicia en contra de los crímenes de guerra.
Al final de cada exhibición, el público expresó sus críticas, las cuales fueron positivas por el tratamiento de la película y el tema que abarca, así como también muy convencidos de la actuación de Agustín, terminaron ovacionando con aplausos y aprovecharon a tomarse fotografías.

Agustín Ortiz Pérez "Juan" (derecha) / Fotografía por Carlos Luxo

Agustín Ortiz Pérez "Juan"  / Fotografía por Carlos Luxo

Agustín Ortiz Pérez "Juan"  / Fotografía por Carlos Luxo

La segunda película guatemalteca proyectada en el festival fue "Viva la Crisis" producida por Moralejas Films.

En esta comedia los personajes Nito y Neto, se ven afectados por la crisis económica del país, de la cual todos se quejan. Ellos dudan qué exactamente significa la palabra "Crisis" y mientras investigan, se adentran en una aventura que los lleva desde su pueblo natal hasta la ciudad capitalina y la universidad estatal.
A pesar de que la película, cinematográficamente tiene muchos altibajos como escenas sobre-actuadas o los injertos excesivos de publicidad. Logró crear un ambiente muy alegre entre el público, y proyectó muchos lugares eminentes del país, tales como el Centro histórico, Santa Catarina Pínula y la Universidad San Carlos de Guatemala.

Al final de la exhibición, como es de costumbre en el festival, se dio un foro preguntas, en el cual Jimmy Morales director del film se ganó al público con un gran carisma y humor de comediante; explicó que la película fue realizada con bajo presupuesto y que los injertos publicitarios fueron necesarios para la creación de la misma. El público le dio visto positivo, ovacionó al director y aprovecharon a tomarse fotografías.


Jimmy Morales (centro) / Fotografía por Carlos Luxo

Jimmy Morales  / Fotografía por Carlos Luxo

Jimmy Morales / Fotografía por Carlos Luxo


La última película proyectada representando al país, “Corazón del cielo, corazón de la tierra” que es un documental co-producido con Alemania y México. En donde los alemanes documentalistas, Eric Black y Frauke Sandig, retratan la vida cotidiana y ceremonial de seis mayas de Chiapas y Guatemala, y exploran el impacto que ha tenido la minería y la introducción de productos genéticamente modificados en sus comunidades. Destacan los hermosos paisajes retratados por un muy buen trabajo de fotografía y los testimonios de la cultura maya actual.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres suscribirte?