martes, 25 de agosto de 2015

"El cine es un lenguaje y de mi parte es el lenguaje que escogí" Entrevista a Jayro Bustamante sobre "Ixcanul"

Diseño tomado de redes sociales oficiales de la película.

Ixcanul es la opera prima del cineasta guatemalteco Jayro Bustamante. Esta bella historia guatemalteca y multipremiada a nivel internacional trata de “María una joven maya de 17 años que vive sobre las faldas de un volcán activo en Guatemala. Un matrimonio arreglado la espera. Aunque María sueña con ver la «gran ciudad», su condición de mujer indígena no le permite cambiar su destino. Más tarde, una complicación en el embarazo la obliga a salir al mundo moderno que le salva la vida, pero a un precio demasiado alto.”


Esta película fue grabada completamente en las tierras de San Vicente, Pacaya. Con un equipo técnico nacional así como internacional. Con talentos actorales completamente nacionales.


Fotografía tomada de redes sociales oficiales de la película.


La película fue presentada el pasado mes de febrero en La Berlinale, donde ganó el Oso de Plata, a luego de allí a recorrido varios festivales donde ha sido también galardonada como mejor Película, mejor Director,  mejor Fotografía, premio del Público, Premio de la Critica, Mejor Actriz (María Telón, protagonista), Mejor Película Iberoamericana, entre otros. 

Fotografía tomada de redes sociales oficiales de la película.


Jayro es un joven cineasta que realizo sus estudios en publicidad y comunicación en la Universidad de San Carlos de Guatemala. Sus inicios profesionales fueron en publicidad. Se mudó a Paris para continuar sus estudios cinematográficos en el CLCF (Conservatoire Libre du Cinéma Français) y así  continuó sus estudios como guionista en Roma en el Centro Sperimentale di Cinematografia. Sus cortometrajes “Cuando Sea Grande” y “El Escuadrón De La Muerte” fueron premiados en muchos festivales.

Jayro concedió una entrevista a Hacer Cine en Guatemala, donde conocemos más a fondo esta producción en palabras de su director y guionista:

HCG: ¿Cómo nació tu pasión por hacer cine? ¿Qué es el cine para ti?

JB: Lamentablemente no tengo así como una fecha exacta de cuando yo me di cuenta que el cine era lo más importante. No te puedo decir alguna película que transformo mi vida o esas historia que me encantaría tener pero desde chiquito el contar historias fue muy, muy importante para mí. Seguramente  esto nació en las vacaciones en las fincas con mis abuelos donde el que contaba historias siempre está al centro de todo, y todos lo oíamos con los ojos y las orejas abiertas y esa capacidad del viaje que te dan las historias, me gustaba mucho. Poco a poco me empecé a dar cuenta que había muchas maneras de contar historias y cuando descubrí que el audiovisual tenia esta fuerza, me pareció que era la manera en que yo me sentía más cómodo para contar las historias. Y eso también responde al hecho que para mí  el cine son historias, el cine es un lenguaje y de mi parte es el lenguaje que escogí.”

HCG: ¿Cuánto tiempo llevo en realizarse la película, desde el desarrollo, el guión  hasta el último corte de montaje y edición?

JB: Realmente a mi me llevo 2 años en total  hasta ahora que seguimos en distribución. Desde que empezamos a trabajar puliendo el guión hasta ahora van 2 años pero la historia realmente yo la escribí 4  años atrás  de empezar a rodarla. Y durante esos 4 años pues trabaje, trabaje en otras cosas, más que todo en la industria de la moda para juntar la plata como para tener una solides con el banco que me prestó lo que me hacía falta para poder rodar.
El guión cuanto lo retomamos en el 2013 para empezar a grabar, fue algo que aunque la estructura estaba bien, bien hecha no me aleje de ella como la columna vertebral, el guión lo seguí trabajando incluso para adecuarlo a las condiciones de rodaje que estaban, lo fui trabajando durante el rodaje y después hicimos una reescritura en edición pero siempre quedamos como muy cerca de la estructura que se había plateado al principio.

HCG: ¿El presupuesto de la película ha venido de fondos extranjeros de cine o de entidades privadas?

JB: La película realmente se hizo hasta el primer corte con un préstamo personal que seguimos pagando, pues que sigo pagando yo. Y en lo que si tuvimos mucha ayuda fue con los fondos extranjeros una vez que ya teníamos ese corte que la gente pudo ver la pelí, entonces los fondos extranjeros nos ayudaron para poder finalizarla. La pudimos finalizar en los mejores laboratorios con los mejores técnicos, lo hicimos todo en Francia. Y eso fue un gran apoyo para poder darle la factura que la película se merecía, como el pulido final y toda esta intervención de esta gente que es súper profesional y que tiene años trabajando en esto.

HCG: ¿Has recibido apoyo del estado de Guatemala para poder moverla en festivales?

JB: Para la promoción de la película en festivales realmente no hemos tenido ningún apoyo departe de Guatemala en sí, más o menos en los festivales, son los festivales mismos los que te invitan a presentar tu película y son ellos los que te ayudan hacer la promoción, hemos tenido la suerte de estar en festivales muy importantes  que son muy fuertes que te pueden hacer eso y en los festivales en los que no, como no tenemos presupuesto entonces la película ha ido sola representando, representando a todo el equipo. En lo que si nos está ayudando mucho el Ministerio de Cultura ahora es en el acompañamiento para la distribución en Guatemala, nos han puesto como en contacto con la gente que ellos conocen, nos están apoyando, nos van acompañar igual que otras entidades en Guatemala en las salidas de la película.

HCG: ¿Cuál es el discurso final que envuelve la película y que querías que las personas pudieran entender?

JB: La película habla de muchos temas, tienen realmente muchos temas que son muy guatemaltecos pero sobre todo habla de unos temas internacionales. Yo creo que uno de los más importante es la maternidad y la pérdida que son los dos temas que envuelven toda la historia. Y realmente el interés que tengo es que la gente pueda ir al cine y hacer un viaje e interesarse en otra culturas, interesarse en las historias de otras personas porque eso también te separa de tu propia vida, te abre horizontes, te abre los ojos y ya lo que cada quien entienda de la película son cosas personales como  en toda obra, cada quien se lleve lo que más le sirve. No tengo un interés personal sobre lo que la gente entienda pero si quiero que la gente se haga un viaje, una oportunidad de ver nuevas cosas o de ver las cosas que está viviendo a través de otros personajes.

HCG: Tu actores no eran profesionales, ¿Cómo fue el reto de poderlos convencer de salir en una película y poder dirigirlos?

JB: Respecto a los actores, a mi el termino de “profesional” o “no profesional” no me gusta mucho, yo prefiero usar como el término de: “Actor con o sin experiencia”  en Guatemala de todas maneras hay muy pocos actores de cine con academia porque no tenemos escuela propiamente dicha, entonces lo que hay son algunos cursos o gente que enseña lo que sabe hacer. Nosotros teníamos algunos actores que ya tenían experiencia en teatro, en teatro de calle, teatro militante, y con ellos pues trabajamos como que fueran actores normales e incluso con los otros que no tenían experiencia. Tampoco hubo una gran necesidad de convencerlos ni un gran trabajo para eso porque se les hablo muy claro de cuáles eran las intenciones del proyecto y después cuando ya entraron a trabajarle, pues actuamos como con todos los actores. Yo creo que lo que uno va teniendo al final es como la nariz para irse encontrando a la gente que ya tiene ese talento innato. Y bueno al final el trabajo con los actores fue bastante largo, sobre todo fue un trabajo como para ganarnos confianza, como para conocernos, como para sentirnos a gusto y a partir de allí inventarse las propias técnicas para crear los personajes y caracterizarlos.

HCG: ¿Cuáles y cuantos han sido los premios en total que ha obtenido la película a nivel internacional?

JB: Respecto a los premios hasta ahora llevamos 15, realmente hemos tenido mucha suerte porque nos ganamos dos premios cuando la película todavía estaba en construcción con el primer corte, ganamos un premio en Cinergia, en Costa Rica y otro premio en San Sebastián. Esto realmente de mucha ayuda para nosotros porque de ahí en esos dos festivales cuando la película aun no estaba terminada nos vieron los festivales más importantes y bueno después vino el oso de plata de Berlin, que eso nos puso a nosotros como Centroamérica como la primera vez en una competencia oficial de un festival clase A y sobre todo que por primera vez ganándose un premio y luego ahora llevamos como 15 premios acumulados y es muy bonito porque tenemos premios como en todos los sectores: Premio a  mejor fotografía, mejor película, mejor director, mejor actriz, premio a la crítica, premio al público, premio de opera prima.  

HCG: Hemos visto publicidad exterior de la película ¿Crees que el cine guatemalteco necesita más estrategias de comunicación y de marketing para poder darse a conocer mejor y que no pase desapercibido?

JB: Respecto a la promoción que le estamos haciendo a la película en Guatemala; nosotros realmente estamos tratando la película como una película internacional y que si necesitamos levantar conciencia de que la gente vaya a ver cine guatemalteco, si es necesario para la industria pero también es necesario que nosotros los cineastas pensemos en nuestras películas, como películas, que no solo están enceradas en las fronteras del país, entonces tenemos que tratarlas como que si fuera una película normal y es un gran trabajo de distribución que nosotros lo estamos haciendo porque en Guatemala no existe  ese trabajo, no lo hacen las distribuidoras para las películas del país, lo hacen bajo pedido para las gringas y bueno, nos toca a nosotros mismo hacerlo, estamos muy contentos con este trabajo y esperamos poder seguir.

HCG: ¿Cómo fue la experiencia de poder grabar en tu tierra natal?

JB: Hacer cine en Guatemala es toda una experiencia, sobre todo al principio, también uno tiende a quejarse un montón porque la industria que existe no está consolidada pero la balanza se ajusta porque hay mucha gente con talento. Mucha gente que quiere ayudar y que está dispuesta a involucrarse en un proyecto. Yo estoy muy contento y voy a seguir filmando en Guate, realmente es lo que hay que hacer para que después estas quejas se disminuyan y que podamos crear la industria. Además estamos muy, muy cerca de lograrlo. Realmente le tengo mucha fe a lo que le está pasando en Guate.

HCG: ¿Volverías a grabar otro largometraje en Guatemala? Si, es así, ¿Tienes otro proyecto en mente o ya en papel?

JB: Claro que si voy a filmar otra peli en Guate, ya estamos trabajando. El próximo proyecto se llama “Temblores” por ahora no te puedo hablar más porque seguimos con la distribución de Ixcanul pero ya muy pronto empezaremos hablar del próximo. 

HCG: ¿Qué le aconsejas a los tantos jóvenes que quieren hacer cine en Guatemala?

JB: Yo creo que hay muy pocas cosas que decirles a los jóvenes que quieren hacer cine, porque yo de verdad, que creo que el que realmente tiene esa pasión dentro, porque yo la conozco, aunque no le digas nada va hacerlo. Para aquellos que son directores yo creo que lo más importante es rodearse de gente talentosa, oír los consejos de tu equipo, al final los actores y el director representaran la pelí pero en el fondo el cine es un trabajo de un gran equipo y de un montón de talentos que se unen. Y los directores seguramente van a seguir y van a seguir porque esa es una necesidad; y para los técnicos a mi me parece que tenemos muy, muy buenos técnicos en Guate, que va a llegar el momento que la gente se va a especializar que eso también lo necesitamos y que de allí la industria va a nacer.

Detrás de cámara de "IXCANUL"
(Fotografías tomadas por "Hacer Cine en Guatemala")





Trailer de "IXCANUL"



Sigue a "Ixcanul" a través de sus redes sociales: Facebook: (Ixcanul) y Twitter: (Ixcanul) y no te olvieds de seguir todo el acontecer del cine nacional a través de Hacer Cine en Guatemala.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres suscribirte?